Juego de Buzones de LEA
#254700

El juego de buzones fue diseñado para la evaluación del reconocimiento visual de las direcciones de una línea. Algunos niños y adultos con lesiones cerebrales pueden ser capaces de ubicar una “carta” (tarjeta de plástico que simula una letra) en la orientación correcta cuando la tarea es dejarla caer por la ranura. Sin embargo son incapaces de decir la dirección de la ranura cuando la función de la mano no está involucrada. “La mano ve pero no los ojos”.

Instrucciones

Si un niño o una persona mayor parecen tener problemas en la comprensión de lo que se entiende como diferentes direcciones u orientaciones, explore la ranura del juego de buzones LEA en posición vertical, horizontal e inclinada usando información táctil y kinestésica. A la persona se le enseña los conceptos “vertical”, “horizontal” e “inclinada” u “oblicua”.

  • Averigüe con el niño cómo colocar su mano o una regla a lo largo de la ranura en diferentes orientaciones para observar que la muñeca y el movimiento de los dedos son normales o al menos lo suficientemente buenos para permitir girar la mano en diferentes posiciones.

  • Bríndele la tarjeta blanca  al niño en una orientación distinta de la orientación del buzón (Dígale  al niño que deje caer la “carta” a través del buzón). Los movimientos de la muñeca y los dedos se observan cuidadosamente. Si el “sobre” está colocado en la orientación correcta cuando se acerque a la ranura existe información visual disponible para la planificación de la muñeca y los dedos (una función del lóbulo parietal). Cuando esto sea posible,  continúe con una tarea puramente visual.

  • Muéstrele el buzón a la mitad de un metro de distancia (20 pulgadas) y pida al niño que coloque su mano, una regla o un lápiz en la misma orientación que la ranura (Figura). Si esto no es posible, incluso después de varios ensayos, o es en parte erróneo, un análisis puramente visual de la orientación de las líneas es difícil o imposible para el niño (función del lóbulo temporal). Muchos niños encuentran que esta tarea no la pueden realizar y tratan de dejar caer el objeto a través de la ranura. En este caso el uso de un adulto (fingiendo no saber qué hacer) para girar el objeto y pedirle al niño que nos diga cuándo se encuentra en la misma orientación que la ranura.

Si el reconocimiento básico de orientación se ve afectado, la percepción de las formas geométricas y dibujos de líneas puede ser difícil y es necesario evaluar.

Si el niño no tiene el concepto de dirección de las líneas, utilice las líneas grandes negras visuotactile de la caja de luz y conduzca  coches pequeños a través de esas líneas, girando las líneas estén en diferentes direcciones. Luego conduzca los coches en las líneas planas y oscuras. Cuando el niño puede mover el coche a lo largo de la línea, gire las líneas 90 grados. Si el niño continúa en movimiento el coche en la dirección anterior, la función se basa en la memoria motora y no la información visual.

Activar el vídeo aquí.

Este documento fue modificada por última vez el .