LEA Rompecabezas 3D
#251600

El rompecabezas 3D de LEA está diseñado para el aprendizaje y la evaluación de los niños normales, niños pequeños, jóvenes y adultos con niveles de desarrollo temprano o deficiente. El rompecabezas es también una herramienta de evaluación neuropsicológica de pacientes con daño cerebral. Si el niño no puede sostener las piezas del rompecabezas pero puede sostener el corcho de una botella de champaña, existe una variante del rompecabezas 3D de LEA, que contiene metal dentro de las pieza del rompecabezas (# 251650), que puede usarse para jugar y evaluar a los niños: pegue un pequeño imán plano en el corcho. Esto le permitirá al niño mover las piezas del rompecabezas usando el corcho de la botella de champaña como manija.

El objetivo del juego es  ayudar al entrenamiento de bebes y niños jóvenes para el desarrollo de los conceptos” igual/diferente” como requisito previo para la medición de la agudeza visual, mucho antes de lo que es posible sin el entrenamiento con este juguete educativo.

Cuando un niño está aprendiendo los conceptos “igual/diferente”, comparando colores y formas, un simple rompecabezas es un juguete apropiado para la edad, que logra preparar al niño para exámenes visuales.

Video 1 Video 2 Video 3

Video 4 Video 5 Video 6

Algunos niños con retrasos en su desarrollo pueden usar el rompecabezas 3D de LEA por varios meses, incluso años, antes de que ellos desarrollen los conceptos que se necesitan para los exámenes visuales.

Un niño de 10-11 meses pondrá las piezas del rompecabezas en su boca y golpeará el piso o la mesa con ellos. Dele solo las figuras cuadradas y circulares durante esta y la siguiente etapa, cuando el niño comience a dejar caer o lanzar las figuras y el tablero del rompecabezas. Esta es una fase reconocida en el desarrollo normal del espacio auditivo, el niño no está siendo travieso. Como el tablero es pesado, este puede romper objetos si se lanza con fuerza. Observe el niño, y rescate el tablero antes de que sea lanzado o atrápelo en el aire. El rompecabezas 3D de LEA es un juguete educativo y solo se usa bajo supervisión de un adulto.

En el siguiente nivel, el niño comienza a estudiar los bordes del rompecabezas y por casualidad podrá colocar la pieza redonda del rompecabezas naranja en el espacio naranja, después la pieza cuadrada azul del rompecabezas en el espacio azul. Cuando el niño repite esta actividad y empieza a hacerlo con facilidad, permítale que pruebe con la manzana y la casa de las piezas del rompecabezas, las cuales requieren unas habilidades motoras mejores que las que se requieren con el círculo y el cuadrado.

No le enseñe al niño a ubicar las piezas del rompecabezas! No le robe la emoción de entender que los colores pueden significar “igual” o “diferente”. Cuando tome el juguete del estante, es suficiente decir: “Voy a tomar las piezas del rompecabezas y las voy a poner sobre la mesa para que juguemos”. Igualmente, cuando se acabe el juego diga: “Voy a poner las piezas dentro de los espacios para que descansen hasta mañana”. Observe si el niño sigue los movimientos de su mano. Esto es habilidad normal importante para aprender a copiar movimientos, especialmente durante el primer año, cuando la coordinación motora se desarrolla rápidamente.    

Cuando el niño ponga todas las fichas de colores en los espacios, introduzca el lado negro con blanco, empezando nuevamente por el círculo y el cuadrado. Cuando el niño aprenda a colocar las piezas negras y blancas, introduzca el concepto en el cual las imágenes representan objetos. Hágalo dibujando alrededor de las piezas del rompecabezas y estudiando con el niño, la figura resultante y el hecho de que las piezas se puedan ubicar encima.

  

Cuando el niño pueda colocar las cuatro piezas de colores en las grandes figuras dibujadas, introduzca figuras más pequeñas usando las Cartas de Juego de LEA o las Cartas Domino, Cuando el niño empiece a colocar las piezas del rompecabezas en las figuras pequeñas, el niño estará listo para ser examinado usando estos test de símbolo. Más tarde podrá usar las cartillas LEA de símbolos para cerca (#250800 o #252000), y más tarde, gráficos de prueba (#259900, #250250 y más tarde  #250150). Este desarrollo suele ocurrir entre los 18 y 24 meses para exámenes de visión de cerca y la agudeza visual por lo tanto se puede medir un año antes de lo usual.

El concepto similar/diferente sigue el mismo patrón de entrenamiento temprano en niños con baja visión o impedimento múltiple. Los niños con daño cerebral relacionado con discapacidad visual pueden aprender a combinar colores, pero pueden tener dificultades muchos mayores para aprender a encontrar las formas o pueden ser incapaces de aprender debido a la pérdida específica de la percepción de formas geométricas. Algunos niños pueden aprender a coincidir con las formas negro-blanco durante una media hora de terapia de juego pero se olvida el concepto tan pronto como la actividad finaliza. No son capaces de almacenar el nuevo conocimiento de su memoria de trabajo a su memoria a largo plazo.

Durante el juego también es posible observar funciones tales como orientación en el espacio egocéntrico y  coordinación ojo-mano. Un niño puede tener problemas volteando las piezas del rompecabezas para encajarlas en los huecos. Si el niño tiene problemas motores, se debe dar tiempo suficiente en la tarea para evaluar si el problema se debe a un problema motor o para evaluar si el niño tiene también problemas en la planificación visual o en la retroalimentación visual durante la tarea.

Las grabaciones de video son importantes en la evaluación de problemas en la coordinación ojo-mano. Estos revelan la gran variación que hay en las respuestas de niños con problemas cerebrales durante el juego. Los videos son por lo tanto, materiales útiles de educación.

Instrucciones para evaluar

  • Empiece por el lado colorido del tablero y las piezas del rompecabezas. Si el niño no ha visto el rompecabezas antes, sosténgalo al alcance del niño. Coloque las piezas redondas en el tablero y empiece a hablar con el niño y la madre acerca de otros temas, mientras observa la respuesta del niño. Bríndele tiempo al niño para que examine las piezas del rompecabezas y los espacios en donde se colocan las piezas. No le de indicaciones de cómo poner la pieza en el orificio. Si el niño coloca la pieza redonda en el espacio correspondiente, felicítelo sin hacer alarde. Tome la pieza redonda del rompecabezas y ubique la pieza cuadrada del rompecabezas en la mitad del tablero. Si el niño la ubica en el espacio correspondiente, tome de nuevo la pieza y bríndele la pieza en forma de manzana. Pregúntele: “Dónde crees que va esta pieza?”. De nuevo, si el niño ubica la pieza en el orificio adecuado, bríndele la pieza en forma de casa.

  • Cuando evalúe a un niño mayor, quien es probable que ya sea capaz de emparejar los colores, simplemente pregúntele si ya ha jugado antes con  este tipo de rompecabezas.

  • Observe la coordinación mano-ojo, Volteando las piezas del rompecabezas, podrá aprender acerca de la guianza visual de las funciones motoras y observar que tan frecuente usa el niño la información dactilar para encontrar la orientación correcta de las piezas.

  • Si el niño tiene problemas motores mayores, juegue primero de la manera usual para que el niño no mire las piezas, pero use la información dactilar y la memoria visual de la estructura  del tablero.

  • Si el niño no empareja bien las piezas, necesitara más exposición en situaciones de juego. Es mejor para el niño que el encuentre la forma de emparejar, o que observe a otro niño jugar, en lugar de ensenarle como se colocan las piezas.

  • Cuando el niño ubique las piezas en los orificios del lado colorido, voltee el tablero y deje al niño averiguar que puede hacer con las piezas en blanco y negro. Ud. podrá decir: “Hay otro lado en este juego”. El niño usualmente atrapa una pieza del rompecabezas, voltea el tablero hacia el lado colorido y ubique la ficha en el orificio adecuado, quizás usando memoria visual. Para averiguar esto, voltee el tablero 90 o 180 grados mientras el niño este alcanzando la siguiente pieza. Al jugar la próxima vez, voltee el tablero 45, 90 o 180 grados mientras voltea el tablero del lado colorido hacia el lado en blanco y negro.

Para grabar las formas en que el niño soluciona los problemas en esta evaluación, mantenga una cámara de video grabando. Para no incomodar, coloque la cámara en un trípode y ubique este lo más lejos posible. Seleccione un marco lo suficientemente grande para mostrar tanto la cara como las manos del niño. Si puede conectar la cámara a un televisor, ubicado detrás del niño, podrá observar si el niño se encuentra por fuera del área de la cámara y entonces podrá ampliar el área de la imagen.

Cuando el niño ubica las piezas en los orificios de colores correspondientes con facilidad pero tiene dificultades obvias al hacer lo mismo en blanco y negro, usa el juego de computador Rompecabezas LEA. Este le permitirá averiguar si las formas pueden ser percibidas cuando se usan colores pero los colores de las formas son diferentes. El niño no puede usar el color para emparejar, pero puede percibir la forma para emparejar.

Uso especial del tablero del Rompecabezas

El tablero del Rompecabezas LEA se usa como una tarjeta clave. El niño responde usando información dactilar y por lo tanto puede mantener la fijación en la prueba.

Este niño tuve grandes dificultades en cuanto a la fijación y a mover la misma desde la prueba hasta la tarjeta clave y viceversa. Por lo tanto, la línea superior a la línea que se lee, está cubierta con una carta blanca y la línea debajo con un dedo para ayudar al niño a fijar y a moverse a través de la línea. El niño está usando el rompecabezas LEA como una carta clave y por lo tanto, no necesita cambiar la fijación de la prueba. Estas dificultades demuestran que el niño deberá empezar a leer palabras sueltas en tarjetas o en la mitad de la pantalla de un computador. Así mismo, los textos se deberán mostrar en líneas sueltas.

Nos debemos acostumbrar a observar que tanto y que tan frecuente el niño usa información táctil y aptica para apoyar la información visual. A veces el control táctil es tan rápido que se pierde fácilmente. El breve video muestra una confirmación táctil de la forma.

Si  una persona no está acostumbrada a observar lo que las manos del niño hacen, es menos obvio usar las manos para reconocer las formas. Observe el video.

Este documento fue modificada por última vez el .